Archivo del blog

sábado, 9 de enero de 2016

CAIFÁS.

Dijo Caifás a los judíos: es necesario que un hombre muera para que el pueblo se salve. 

El pueblo en este caso podría ser el nacionalismo , y la víctima destinada al patíbulo, sin duda, cualquier inocente víctima del terrorismo que pasaba  por allí.

O el  pueblo puede ser  la Empresa , y la víctima destinada al cadalso  cualquiera de los elegidos  para un ERE .

O el pueblo puede ser Talinstitución , y la  víctima destinada  a Garrote  otro inocente  que pasaba  por allí.

Esa  ley la conocen muy bien los pastores: cuando la manada de lobos ataca, hay que ofrecer a su voracidad al menos una oveja como carnaza para lograr que sobreviva el rebaño. 

Con este rito se cumple el mito de la salvación, que es la base de  muchas  sociedades .

Es necesario que alguien muera, dijo Caifás. Es  posible  que leyendo esta entrada  caigas en la cuenta  que  este rito, que es el fundamento de nuestra moral se  ha cumplido en ti.

No te preocupes: bienvenido al club de los Golgota's Way.

6 comentarios:

  1. Cuantos hombres hay en ti ?
    De cuantos sacrificios has salido hecho puré de patata ?
    Piensa cuantas veces te has piñado contra el tartán de la pista de atletismo y te has dejado los dientes ?
    Te han engañado como a mi ?
    Hay veces que te has engañado tú mismo, verdad chico ?
    Te han redimido o eres capaz de redimirte a tí mismo ?

    Jodidas preguntas y jodidas verdades.
    ...
    Carretera y manta.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no tenga mucho que ver con esta entrada ¿has visto el video del Papa? ¿que te parece?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni idea...voy a ver: no sé si es de ahora...

      Eliminar
    2. Tú lo has dicho: carretera y manta.

      Eliminar
  3. Sin es el vídeo del diálogo interreligioso me parece muyyyy bien.

    Ya en Belén esa figura esta en la adoración de los Reyes.

    Estoy convencido que hay una sola e inmensa montaña que muchos tratamos de ascender por distintas laderasnn para alcanzar la cima.

    La mayoría no conseguimos subir mucho: nos pedemos, caemos, resbalamos...

    Pero los que llegan a un un punto cercano a las cumbre, desde cualquiera de las ascensiones que hay, coinciden en lo mismo: se llega con sacrificio, desprendimiento, humildad.

    En muchas religiones hay una mística , y a esas alturas todos se parecen mucho.

    Por eso insisten en la palabra Amor como común denominador de todas ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a ese me referia. Gracias

      Eliminar